Eyaculación Femenina

Uno de los hallazgos más sorprendentes de los últimos años fue el redescubrimiento del punto G. Con él surgió un concepto aún mas revolucionario, el cual es la presencia de una auténtica eyaculación femenina: los orgasmos eyaculatorios.

Es bien sabido que la mujer produce una secreción vaginal al momento de la excitación, que tiene como objetivo lubricar las paredes vaginales para que la penetración no resulte dolorosa.

Inicialmente se creyó que el relato de muchas pacientes en el sentido de que expulsaban un líquido abundante al momento de tener relaciones sexuales, hacía referencia a esa lubricación vaginal.

Eyaculación Femenina

Eyaculación Femenina

Sin embargo, varios investigadores se dieron a la tarea de estudiar detalladamente el fenómeno y se llegó a la conclusión que en algunas mujeres, además de la lubricación vaginal se produce la salida de un líquido a través de la uretra o caño de la orina, al momento de tener un orgasmo.

Orgasmo Eyaculatorio

Orgasmo Eyaculatorio

Este líquido no es orina; químicamente difiere de las características urinarias ya que contiene una mezcla de glucosa, fructosa, antígeno prostático específico (PSA) y fosfatasa ácida prostática. Se sabe que tiene origen en las glándulas de Skeen, también conocidas como la “próstata femenina”. Además, su salida a través de la uretra descarta la posibilidad de que sea simplemente lubricación vaginal.
El volumen de líquido varía, pero lo habitual es que se libere entre 3 a 20 ml. Es levemente viscoso, y de color claro o blanquecino, dependiendo de la cantidad de fructosa contenida.

Squirting Mujer

Eyaculación (Squirting)

¿Cuándo ocurre la Eyaculación Femenina?

La eyaculación femenina en general acontece justo cuando sucede el orgasmo, sobre todo en las mujeres conocedoras de técnicas de estimulación del punto G.

Esta información es muy útil a nivel clínico, en el sentido de que algunas mujeres creen que se orinan con las relaciones sexuales y esto les provoca fuertes inhibiciones en su desempeño sexual ya que pueden llegar a salirse de la relación al momento de eyacular.

Por otra parte, varias pacientes han sido operadas de la vejiga, porque tanto el médico como la paciente creían que se trataba de un caso de incontinencia urinaria cuando en realidad era simplemente una eyaculación.

Sabemos que no es una incontinencia urinaria porque se produce aun cuando la mujer ha orinado antes de la relación sexual. Además, a diferencia de la incontinencia urinaria clásica, esta salida de líquido solo se produce con el acto sexual y no con los esfuerzos físicos.

A nivel vivencial, las parejas presumen que no se trata de orina, básicamente porque esta secreción no huele a orina, y aun cuando es abundante y moja las prendas de cama, no se acompaña de ese olor urinario tan “sui generis”.

Desde el punto de vista médico, el diagnóstico es relativamente sencillo. Se le pide a la pareja que recoja una muestra del líquido y se analiza microscópicamente para diferenciarlo de la orina.

Hay que ser claros: No todas las mujeres presentan la eyaculación femenina, y en muchos casos es un problema en la retención de la orina. Lo que es cierto es que un grupo considerable de mujeres (estadísticamente un 20~25%) experimentan este fenómeno, que es visto por ambos miembros de la pareja como un deleite más en el mundo de los placeres del sexo.

Fuente: Geosalud

Los Masajes Eróticos y la Eyaculación Femenina

Cabe destacar que no todas las mujeres descubren su posibilidad eyaculatoria por sí solas. Se conoce que, tanto los ejercicios de Kegel como la estimulación del punto G que se practican durante la sesión de masajes eróticos, son clave a la hora de facilitar y potenciar la eyaculación, ya que optimizan el desempeño natural del cuerpo, logrando orgasmos que muchas veces -según relatos- no habían sido experimentados en soledad o en pareja. “Explosivos”, “Muy profundos” o “Diferentes” son también algunas de las palabras con las que los describen.

¿Alguna duda? ¿Reservar un turno? CLICK AQUÍ

Comments are closed.